¿Qué opina sobre estos cuatro aspectos?

Nueva normativa

En cuanto a los aspectos que pretende solucionar con la iniciativa:
- Importante la definición de árido reciclado, y que el producto que actualmente se genera después de un tratamiento en planta de RCD deje de ser residuo y pase a ser un árido reciclado para distintos usos y por lo tanto con distintas cualidades y calidaes dependiendo de los usos. Solucionando de esta forma el problema actual de considerar residuo tanto lo que entra en una planta de tratamiento como el producto que se obtiene (después de su clasificación, limpieza, cribado y/o machacado)
- En estos momentos se está permitiendo el uso de los materiales obtenidos en la gestión de RCD para determinadas obras de construcción, pero dichos materiales deben cumplir con el requisito de ser inertes para poder ser empleados en la valorización paisajística de espacios degradados. Este doble criterio debe ser unificado y que los mismos materiales puedan ser utilizados en ambos usos. Dando con ello una importante salida a nivel cuantitavo a parte de dichos materiales vía restauración minera, siempre y cuando se cumplan con unos determinados requisitos iguales para ambos usos (para que no supongan riesgo ni para las personas, ni para el medio ambiente)
- Simplificar la gestión administrativa en las obras de valorización de RCD no peligrosos, tanto en la obra que se han producido, como en otras que tengan las correspondientes autorizaciones y demuestren una línea de trabajo que nos indiquen una trazabilidad en todo la gestión.
En cuanto a la necesidad y oportunidad de su aprobación:
- Hace años que se viene reivindicando la necesidad de que se apruebe una normativa en la cual sea clara la distinción entre materiales recuperados, aridos reciclados y residuos, en materiales después de su tratamiento en una planta de RCD´s.
- Se debe tratar de dar una definición de materiales inertes con unos parámetros viables, no imposibles; ya que actualmente los límites para que un producto sea inerte son tan restrictivos que es prácticamente imposible alcanzar dichos parámetros y por lo tanto dichos productos no tienen otro destino que su acumulación sistemática sin poder encontrar una salida viable a los mismos. Este es un grave problema que tiene el sector en estos momentos y debe ser corregido.
- Por todo ello se hace muy necesario conseguir aprobar una norma que priorizando la salud de las personas y la defensa del medio ambiente, también se ajuste a las necesidades y prácticas de la gestión de dichos residuos, para que todo el proceso sea lo más limpio y transparente posible, pero también eficaz, logrando de esa forma los objetivos que se plantea.
Objetivos de la norma:
• Dichos objetivos pasan porque cumpliendo con la regulación establecida se consigan alcanzar unos niveles de tratamiento de residuos de construcción que en estos momentos no se dan en Castilla y León.
• Se debe tender y poner los medios para fomentar el uso de áridos reciclados en las obras que se aprueben, siendo posible desde la administración el valorar dicha utilización como un punto favorable en las licitaciones.
• Además debemos tender a la Economía Circular, y en ello hay que tener en cuenta que parte de los productos obtenidos no van a poder ser empleados, sino que van a tener que ser restituidos a su origen (la mayor parte son áridos o productos obtenidos de la actividad minera) volviendo a recomponer zonas de paisajes degradados. Este sería el cierre del círculo y para ello deben revisar los criterios para que esos productos puedan ser recuperados para valorizaciones paisajísticas.
• Se pueden alcanzar todos esos objetivos si entre todos tendemos a mejorar el sistema y vamos en la misma dirección. Desde las empresas cometemos también muchos errores, en estos momentos, debidos principalmente a que la normativa es muy restrictiva, cuando en lugares próximos se están realizando las mismas actividades con márgenes más amplios y por lo tanto logrando una mayor eficacia en dicha gestión. Deben tener en cuenta que nosotros además de tratar de cumplir la ley también tenemos que lograr que dicha actividad sea viable, y en estos momentos es muy complicado el aunar ambos criterios.
Soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.
- En cuanto al uso de estos materiales procedentes del tratamiento de RCD está claro que de forma voluntaria son poco atractivos para el uso en obras.
- En otros casos se debe a los trámites administrativos necesarios para su empleo
- Se debería a mi juicio, tratar de obtener productos que consigan cumplir con unos parámetros de áridos reciclados (existe marcado CE de dichos productos??) y ya sin más poder ser utilizados, sin necesidad de autorizaciones previas para el uso.
- Además la propia administración debería valorar positivamente en las licitaciones de obras el uso de dichos materiales con el fin de fomentar su empleo.
- Exigir, via normativa, el empleo de áridos reciclados en partidas importantes de rellenos, subbases, y otro uso en todos los proyectos que se visen.

1 voto
Iniciar sesión
Comprueba!
(pensar ...)
restablecer
o ingresa con
  • facebook
  • google
Conectado como (Salir)

Te enviaremos actualizaciones en esta idea

Mª Carmen Martinez compartió esta sugerencia  ·   ·  Marcar sugerencia como inapropiada…  ·  Administrar →

0 comentarios

Iniciar sesión
Comprueba!
(pensar ...)
restablecer
o ingresa con
  • facebook
  • google
Conectado como (Salir)
Enviando...

Sugerencias y base de conocimientos