¿Cómo mejoraría usted el Proyecto de Decreto por el que se aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama en el ámbito territorial de la Comunidad de Castilla y León?

Bicicletas Pedalec ( Ojo, por favor)

Por favor, no confundir vehiculos a motor con bicicletas de pedaleo asistido ( Pedalec) hasta un máximo de 25 km/h. y que su efecto en el medio ambiente es exactamente el mismo que el de una bicicleta sin motor y seguramente menos que de un caballo al trote. NO ENTIENDO lo de "autorización previa" para el usos de los viales permitidos por las bicicletas pedalec. Se me antoja que contraviene todo tipo de tendencias y tal vez alguna normativa que otra, o tal vez se quiera promocionar algún negociete...??

78 votes
Sign in
(thinking…)
Password icon
Signed in as (Sign out)

We’ll send you updates on this idea

Anonymous shared this idea  ·   ·  Flag idea as inappropriate…  ·  Admin →

Le agradecemos su preocupación por la conservación del medio ambiente en la Comunidad de Castilla y León y su interés por la normativa de sus espacios protegidos.
La necesidad y oportunidad del proyecto del PRUG del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama se deriva de la aplicación del marco normativo establecido por la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad; de la Ley 7/2013, de 25 de junio, de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama; de la Ley 30/2014, de 3 de diciembre, de Parques Nacionales y de la Ley 4/2015, de 24 de marzo, del Patrimonio Natural de Castilla y León, respecto al establecimiento del régimen jurídico aplicable a los espacios naturales protegidos que forman parte de la red de espacios naturales de Castilla y León, con el fin de adecuar su gestión a los principios establecidos en las mismas.
El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) es el documento legal que rige el funcionamiento de los espacios naturales protegidos. Su finalidad es fijar las normas generales de uso y gestión del espacio. Así, establece los objetivos de gestión, delimita zonas de diferente utilización, determina el régimen de uso y la normativa de protección, y establece los planes o programas sectoriales (conservación, uso público, investigación y educación ambiental, entre otros) para la consecución de sus objetivos.
En la tramitación de este proyecto de decreto se ha asegurado, en todo momento, una adecuada participación tanto del público en general como de diferentes entidades y sectores implicados, ya sea en el territorio ya sea con los objetivos del PRUG. Así, las Administraciones gestoras (Junta de Castilla y León y Comunidad de Madrid) acordaron realizar un proceso de participación previa, más allá de la participación reglada establecida por la normativa vigente, que se inició en el año 2015.
Para que el PRUG del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama sea un documento lo más consensuado posible, se ha realizado un proceso de participación y consultas amplio, considerando varios niveles o ámbitos de participación:
• Nivel técnico-administrativo. Realización de consultas, mediante reuniones y entrevistas personales, con técnicos de las administraciones públicas implicadas en la gestión y en el territorio del Parque Nacional.
• Nivel científico. Realización de consultas, mediante el empleo de la metodología Delphi (sucesión de cuestionarios buscando consensos), dirigido específicamente a un panel de expertos.
• Nivel social. Celebración de mesas de participación con la población en el área de influencia socioeconómica del Parque Nacional, especialmente con las entidades, sectores y agentes sociales implicados o interesados en el mismo.
Para diseñar el proceso de participación ha sido esencial reconocer las especificaciones legales derivadas de la declaración del Parque Nacional en la Sierra de Guadarrama así como los procesos básicos que operan en el territorio. Para ello, en una primera fase, se ha realizado un diagnóstico operativo que ha permitido identificar las cuestiones fundamentales del Parque Nacional. Este diagnóstico se ha elaborado a partir del análisis de la documentación disponible y la consulta al personal de las administraciones públicas involucradas en la gestión del territorio (participación a nivel técnico-administrativo).
Así, se han realizado un total de 27 entrevistas a personal técnico de la Administración relacionado con la gestión del parque y 6 entrevistas a personal de campo. Estas entrevistas se completaron con 26 cuestionarios remitidos por técnicos de las Administraciones de Castilla y León, Comunidad de Madrid y Organismo Autónomo Parques Nacionales, y 32 cuestionarios remitidos por personal del Cuerpo de Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y León y del Cuerpo de Agentes Forestales de la comunidad de Madrid.
Para la consulta a expertos (participación a nivel científico) se ha invitado a participar a 107 personas, de las cuales 55 han aceptado participar y han enviado sus aportaciones a través de un cuestionario diseñado específicamente para ello. La mayor parte de los expertos consultados pertenecen a universidades, al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y a diversos centros adscritos a otras entidades o institutos de investigación. Entre los expertos también hay técnicos, consultores independientes y destacados naturalistas, todos ellos con conocimiento documentado sobre la Sierra de Guadarrama.
La gran cantidad de aportaciones recibidas han permitido realizar un diagnóstico de las principales presiones y amenazas sobre el territorio de la Sierra de Guadarrama, así como las oportunidades que ofrece el Parque Nacional para su conservación y mejora. Por otro lado, también se han aportado un amplio conjunto de propuestas, tanto para establecer la normativa de protección y regulación de usos, como para el diseño de los programas de actuación a desarrollar por el PRUG.
Durante esta fase preparatoria se ha elaborado, asimismo, el mapa social que ha permitido identificar a los actores potencialmente afectados y/o interesados en los contenidos del PRUG:
• Administraciones locales y asociaciones que representan a la población local y propietarios.
• Instituciones de investigación, científicos y expertos.
• Entidades de promoción y desarrollo socioeconómico.
• Empresarios de turismo activo y de naturaleza, hostelería y restauración.
• Federaciones, clubs y organizaciones deportivas.
• Asociaciones y personas vinculadas a los sectores agropecuario y forestal.
• Entidades cuyo fin sea la conservación del patrimonio natural y cultural.
Por último, en la fase de diseño del proceso de participación, se han mantenido reuniones conjuntas con las administraciones locales que forman parte de del área de influencia socioeconómica del Parque Nacional.
Entre los meses de marzo y mayo de 2016 el proceso de participación a nivel social se ha desarrollado mediante la habilitación de espacios para la información y el debate, ofreciendo a las entidades y personas interesadas la oportunidad de intervenir activamente, de manera que sus opiniones y sus propuestas puedan ser consideradas desde la fase inicial de redacción del borrador del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG). Se han celebrado un total de trece sesiones de participación con una asistencia destacada, unas 600 personas en total.
Las actas de cada una de las sesiones, que recogen una síntesis de los debates mantenidos, las consideraciones y opiniones expresadas por los participantes, junto con toda la documentación complementaria aportada a las mismas se han publicado en la página web del Parque Nacional.
Además, se ha habilitado un buzón de correo electrónico al que toda persona o entidad interesada ha podido enviar sus aportaciones o comentarios.
Después del proceso de participación que se ha descrito, las Administraciones gestoras consideraron de interés darle una especial relevancia a la participación del Patronato del Parque Nacional y así, en sesión de 22 de febrero de 2016 el citado órgano colegiado de participación tomó acuerdo para la creación de grupos de trabajo voluntarios en el seno del Patronato para realizar aportaciones en la redacción del PRUG. Se constituyeron tres grupos de trabajo que tratarían aspectos específicos de PRUG: normativa, planificación y desarrollo socioeconómico, durante las reuniones mantenidas entre enero y febrero de 2017. Los informes de los grupos de trabajo fueron presentados al Patronato en sesión del 6 de marzo de 2017.
Asimismo, se ha realizado el trámite de consulta pública previa previsto en el artículo 133 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, con el objeto de recabar la opinión de los sujetos y de las organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la futura norma. Esta participación se ha realizado a través de la herramienta prevista en la Ley 3/2015, de 4 de marzo, de Transparencia y Participación Ciudadana de Castilla y León regula la participación en los asuntos públicos de la Comunidad a través del Portal de Gobierno Abierto para que los anteproyectos de ley, proyectos de decreto, planes, programas, estrategias e iniciativas públicas de interés para el conjunto de la Comunidad puedan ser debatidos y completados con las opiniones de los ciudadanos.
Finalmente se ha elaborado un borrador de proyecto de Decreto que se ha sometido de nuevo a consulta previa en el Portal de Gobierno Abierto y a los procedimientos de información pública, audiencia a los interesados y consulta a las Entidades Locales.
Todo ello garantiza una amplia participación de todos los sectores de la sociedad en la elaboración del documento de planificación que debe establecer un modelo de uso público acorde con la figura de protección establecida en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y que, en cualquier caso, debe responder a la prevalencia de la conservación de los valores naturales sobre cualquier actuación que se desarrolle en el parque nacional, teniendo en cuenta los principios de prevención, precaución o cautela, no regresión ambiental y legado.
En el borrador del Plan Rector de Uso y Gestión actualmente se encuentra en fase de análisis de alegaciones, se considera el ciclismo de montaña como una actividad compatible y se regula su práctica como la de otros deportes, ordenando el acceso de grupos, estableciendo prioridades de paso para compatibilizar las diferentes modalidades de uso público entre sí y con los aprovechamientos tradicionales permitidos y por último estableciendo una zona de prácticas de cada deporte dentro del parque nacional.
En concreto para el ciclismo de montaña se establece en el Anexo IV la cartografía de viales aptos para el uso de la bicicleta ofreciendo al ciclista de montaña aproximadamente 502 kilómetros para la práctica de su deporte en el ámbito de regulación del PRUG, de los cuales 192 discurren por la provincia de Segovia, lo que supone más del 55% de los caminos inventariados (hasta el 80% en el Área de Especial Protección). No se define un ancho de vía ni la necesidad de tener una pavimentación específica. Además, en la Zona Periférica de Protección, existen otros 625 km de caminos en los que se puede practicar el ciclismo.
Aprovechamos para recordarle que esta norma es de carácter zonal, sólo regula el ámbito del Parque Nacional y su Área de Especial Protección, por lo que afecta a 19.257 de las 9,42 millones de hectáreas que ocupa la región, aproximadamente un 0,20% de su superficie.
Asimismo, se establece como criterio general de gestión del parque la gestión adaptativa del espacio que incluirá un proceso continuo de toma de decisiones, evaluación de resultados y reformulación de objetivos y acciones. En respuesta a ello y a las sugerencias presentadas por el colectivo ciclista, se revisará el texto del PRUG para establecer una regulación más flexible en cuanto al tamaño de grupo, se revisará el Anexo IV para estudiar la inclusión de algunos tramos a esta cartografía que tendrá carácter de inicial y se establecerá de una manera más clara una fórmula de revisión dinámica de los viales que se consideran aptos para la circulación de bicicletas.
Muchas gracias por su colaboración.

1 comment

Sign in
(thinking…)
Password icon
Signed in as (Sign out)
Submitting...
  • Anonymous commented  ·   ·  Flag as inappropriate

    Y ya no sólo eso. La normativa española que adopta la misma normativa europea, dice claramente que una bicicleta de pedaleo asistido es a todos los efectos una bicicleta normal

Feedback and Knowledge Base