¿Desea formular alguna sugerencia o realizar alguna observación a la Estrategia?

Necesidad del estudio de la huella hídrica de la minería

La minería ha sido un motor de desarrollo de muchos territorios rurales de nuestra Comunidad y a la vez ha permitido el avance de la sociedad en general al explotar muchas de las materias primas necesarias para la fabricación de la mayor parte de los objetos que nos rodean, a excepción de los de origen biológico. Sin embargo, con la globalización, la minería del país se enfrenta al reto de mostrar que además de seguir realizando las funciones que ha venido ejerciendo hasta ahora es capaz de reducir sus costes de producción de una manera sostenible, es decir, teniendo en cuenta la protección del medio ambiente. Uno de los factores que es capaz de ayudar a cumplir ambos objetivos es un uso adecuado del agua. La minería en todas sus fases suele requerir de un gran volumen de agua que en un futuro, en el que se prevé una reducción de los recursos hídricos de la región, puede suponer una presión importante en el territorio, especialmente frente a los usos agrícolas, ganaderos y turísticos (la otra fuente de ingresos básica de las zonas rurales). Por otro lado el origen de la mala imagen de la minería se ha debido demasiadas veces a una mala gestión de sus aguas residuales, con la que se han sufrido vertidos puntuales tanto a masas superficiales como subterráneas de agua con su consecuente contaminación. Una posible herramienta para facilitar una gestión completa de esta problemática es la estimación de la Huella Hídrica o Huella del Agua, que consiste en un procedimiento mediante el cual por un lado se estima el volumen de agua utilizada en la cadena productiva, así como la necesaria para diluir los contaminantes. Por otro lado, se detectan los excesos y las fases de producción donde puede reducirse su consumo (p.e. con la reutilización de las aguas) realizando un uso más eficiente del agua. Además, la interpretación de los resultados de la Huella Hídrica permite la evaluación de los impactos provocados por el uso del agua, lo que permite la toma de decisiones para su corrección, mejorando con ello la reputación social y ambiental de las empresas mineras. Por todo ello, sería necesario que en esta Estrategia de recursos minerales de Castilla y León se considerara como una parte fundamental de la misma el uso adecuado del agua y la aplicación de las técnicas y procedimientos relacionados con el cálculo de la huella hídrica para las explotaciones.

2 votos
Iniciar sesión
Comprueba!
(pensar ...)
restablecer
o ingresa con
  • facebook
  • google
Conectado como (Salir)

Te enviaremos actualizaciones en esta idea

Montse Ferrer compartió esta sugerencia  ·   ·  Marcar sugerencia como inapropiada…  ·  Administrar →
finalizada  ·  Dirección General Energía y Minas respondió  · 

Le agradecemos su participación en este foro de Gobierno Abierto de la Administración de la Comunidad de Castilla y León.
En relación con la necesidad de estudio de la huella hídrica de las actividades mineras para fomentar un uso más racional del agua, compartimos su sugerencia toda vez que la sostenibilidad de los proyectos extractivos es un aspecto clave, tal y como se contempla en la Estrategia. Es preciso indicar que a través de la preceptiva evaluación de impacto ambiental de los proyectos y en particular mediante la participación de los organismos de cuenca competentes, Confederaciones Hidrográficas, con emisión de los informes y estudios correspondientes, se pretende garantizar un uso eficiente de sus consumos así como una adecuada gestión de las aguas residuales.

0 comentarios

Iniciar sesión
Comprueba!
(pensar ...)
restablecer
o ingresa con
  • facebook
  • google
Conectado como (Salir)
Enviando...

Sugerencias y base de conocimientos